dissabte, 29 d’octubre de 2011

GARO Fanfic - Cuestión de supervivencia, 4 (1)


Cap. 4: Sacrificios (parte 1)


Kaoru había necesitado el ciento veinte por cien de su valentía para tomar su decisión, el doscientos por cien para abrir el portal que le conduciría al otro mundo, y el mil por cien más no parece suficiente para decidirse a reintroducirse entre las ramas espinosas del arbusto que la trasformaron la primera vez.

Acompañada por una comitiva de solícitos horrores, asombrados por la iniciativa que salvaría a su mundo, quiso descender a la cámaras secreta bajo el arbusto, previo a entregarse a su futuro.

Sólo había una cámara, enorme, ocupada casi por completo por el gigantesco cuerpo de Meshia, incorrupto, pero con evidentes signos de desgaste. O, en este caso, de consumición. Cientos o miles de tallos blancuzcos se introducían en él y bombeaban hacia arriba la materia semilicuada que fuera el cuerpo de la Reina, que así continuava nutriendo a sus hijos a través de la vegetación espinosa propia de este mundo.

El inmenso cadáver tenía una parte del cráneo destrozado. Se habían visto obligados a hacerlo para poder incar en el cerebro el tallo único que suministra al arbusto espinoso que está esperando abrazar a Kaoru.

Consciente de que Meshia era el sustento de este mundo, Kiva mandó construir la cámara para albergar a su cuerpo hechizado. La Reina, incluso inconsciente, se autoproveía de la energía que necesitaba, por lo que no requería de mantenimiento alguno. Un ser extraordinario. Sólo después de su muerte, tras ser reintroducida en la cámara, empezó a consumirse, aunque no a corromperse. Sólo después de muerta dejó de concebir y dar a luz a los hijos de Kiva, y muchos quedaron abortados por el suceso. Y sólo su muerte trajo el desequilibrio a su mundo.

Y aquí está Kaoru ahora, lista para tomar el relevo.

¿Tener hijos horrores también entra en el lote? Ella no había contado con ésto. Por fortuna, ya no hay un macho adecuado para realizar tal función. O éso espera.

Sus recuerdos prestados la remontaron mucho más atrás en el tiempo, antes de Kiva, cuando Meshia había tomado parte activa en la procreación. Los padres fueron machos Bariri a los que ella había diseñado para este propósito, e hizo lo que quiso con los embriones y fetos. Ni siquiera los horrores sabían que a menudo fueron alimentados con los restos de sus congéneres que resultaron experimentos fallidos. Kaoru tuvo una arcada. La perversa creatividad de Meshia había sido la causa de tanta variedad de atributos entre los horrores.

Incluso mucho antes, los Bariri fueron el producto de varias razas fracasadas, todas las cuales fueron fruto de los múltiples experimentos que Meshia hizo con los habitantes originarios de este mundo, hasta exterminarlos.

En un rincón había cadáveres humanos. Los horrores le explicaron que habían hecho pruebas con mujeres embarazadas, con la esperanza de que alguna aceptase la sangre de Meshia, pero todas murieron entre las ramas del arbusto espinoso. Kaoru es única.

Ella miró el tallo que se clavaba en el cerebro con el corazón desbocado, combatiendo con todas sus fuerzas su apremio por huir. Se apoyó en la cabeza de su predecesora cuando vio que su ánimo flaqueaba. Ya no había marcha atrás. El portal del templo sólo se abre desde el otro lado, y los horrores no iban a dejarla escapar. Está atrapada. Ella misma entró en la trampa a sabiendas. ¿Por qué ahora es incapaz de recordar las muy buenas razones que la indujeron a dar semejante paso?

Buscó culpables. El anónimo hombre que se la llevó del hospital y le proporcionó paz suficiente para tomar la decisión, aunque en ningún momento él le hubiese sugerido ninguna acción en concreto.

Recordó que, mientras se aterrorizaba con lo que su corazón le decía que debía hacer, con su guardián al otro lado de la puerta, uno de los Seres Luminosos que se llevaron a Meshia para siempre apareció frente a ella.

Primero, el ser le hizo analizar sus sentimientos, y luego la propuesta que emanaba de su interior. Entre llantos, rebeliones e insultos, Kaoru logró deducir que si no aceptaba su propia propuesta, la humanidad sería exterminada y sustituída por horrores. Estos, a pesar de su prolongada esperanza de vida –unos cuatrocientos años– acabarían también extinguiéndose al no poder criar a su prole.

Pero el Ser Luminoso, uno de los que en otro tiempo fuera miembro de la especie que Meshia usó para sus horrendas manipulaciones, guió su mente entre los recovecos de sus recuerdos hasta que la hizo descubrir otras razones, incluso mejores que ésas.

Para bien o para mal, los horrores eran los descendientes de los primitivos habitantes de éste mundo. Meshia les había arrebatado su libre albedrío, y al hacerlo, los condenó. Según El, estos desdichados seres pueden ser liberados y reincorporados a la corriente cósmica con un programa a largo plazo cuidadosamente estudiado, pero primero tienen que sobrevivir. Además, su mezcla con la humanidad complicaría el plan hasta lo indecible, al involucrar a la especie causante del desatino (Meshia fue humana en su origen) y el peso de su inmensa transgresión imposibilitaría a la humanidad para liberarse a sí misma.

Cierto, añadió el Ser Luminoso, la humanidad se ha buscado este destino, pero los horrores no. Además, los humanos están empezando a pensar en algo más que en sí mismos, proceso que para la mayoría sería abortado por la invasión inminente. Una pena.

La comprensión de todo ésto provocó un llanto intenso en Kaoru, que ella sabía que era su despedida del mundo que conocía.

Así, con el recuerdo recuperado, la joven reencuentra la fuerza que le había permitido tomar su decisión, y se endereza.

Los horrores que la acompañan la observan con interés. Siente lo que ellos sienten: si ella se arrepiente, peor. Seres condenados a no sentir jamás ni un ápice de bondad, ni de felicidad, por obra de un ser abominable. Ella se apresta a recoger el testigo, con la repugnancia horadando su cuerpo, y sin embargo, de algún modo sabe que ha nacido para ésto. Y no debe preguntarse por qué es así, ahora no, por si volvieran a fallarle las fuerzas.

Debe apresurarse, antes de que...

Ahora, escoltada por una guardia de horrores, y observada por varios miles de ellos por tierra y aire, contempla al ominoso y pálido arbusto. La agresión de sus espinas es larga y profunda, ella recuerda bien el dolor que sintió la primera vez.

Algo la distrae. Uno de los horrores de su escolta desconfía de ella cuando se convierta en la Reina. Los humanos son inestables y teme que ella pueda tener arranques de bondad. ¿Cómo podrían ellos soportarlo? El sabe que sólo así lograrán sobrevivir, pero teme los cambios que puedan producirse. Un horror lúcido, juzga Kaoru, y un posible enemigo. No. El sabe que serán impotentes para evitar cualquier cosa que a ella se le antoje.

Kaoru advierte más pensamientos que le llegan, los cuales no había captado antes porque estaba demasiado centrada en sí misma. Consideraciones sobre cómo educar a una reina humana; quienes serán los elegidos para convertirse en reproductores; ¿quedarán ellos exiliados cuando nazca una nueva raza, como hizo Kiva? Lo tienen claro, ironiza para sí la joven, será la Reina y hará lo que quiera. No puede aparentar debilidad ante ellos. Pero, como mostrarles gran firmeza evitando la imposición agresiva, es algo que aún no sabe.

Con una profunda inspiración, y aún con algunas lágrimas en los ojos, vuelve a concentrarse en lo que debe hacer, antes de que sus acompañantes se impacienten.

No sabe qué fuerza la hace andar hacia el arbusto espinoso a pesar de su terror, pero paso a paso, avanza hacia su destino.

10 comentaris:

Anònim ha dit...

Bonjour, juste découvert mitra-water.blogspot.ru sur Yahoo, et a constaté que c'est vraiment génial. Je vais surveiller pour Bruxelles. Je vais apprécier si vous continuez à écrire sur ce sujet à l'avenir. Beaucoup de personnes vont bénéficier de votre écriture. Cheers!

Mitra ha dit...

Bonjour!

Sorry, my knowledge of French don't go beyond...

I don't feel interest about Garo anymore, I am sorry.

But, I am very grateful about your gentle comment! Thank you!!!

mehmet kelebek ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.
abo-bder ha dit...


وايت شفط الصرف الصحى
شركة وايت شفط الصرف الصحى
المهندس
Google

abo-bder ha dit...


شركة تنظيف موكيت بالرياض
شركة فك وتركيب المكيفات بالرياض

hitaakademi ha dit...

Ankara merkezli sanal gerçeklik oyun merkezi kurulum hizmetleri
VR CAFE Türkiye'de hizmet ve faaliyetlerini sürdürmektedir.

sumon tripura ha dit...

Thank you to tell us so much useful information. I’m glad to read it. For more information visit herbal incense

المثالي ماكس ha dit...

شركة المثالية لمكافحة الحشرات
شركة المثالية للتنظيف
شركة تنظيف فلل بالدمام
شركة تنظيف فلل بالخبر
شركة تنظيف شقق بالدمام
شركة تنظيف شقق بالخبر
شركة تنظيف بالدمام
شركة تنظيف بالخبر
شركة عزل اسطح بالدمام
شركة عزل اسطح بالخبر.
شركة مكافحة حشرات بالدمام
شركة مكافحة حشرات بالخبر
شركة تسليك مجاري بالدمام
شركة تسليك مجاري بالخبر
شركة كشف تسربات المياة بالدمام
شركة كشف تسربات المياة بالخبر

hitaakademi ha dit...

Ankara merkezli etkili sunum teknikleri
sunan Haluk GÖKŞEN arı kovanı
eğitimi ile sistematik bir yapı sunuyor.

gream ha dit...

Online casino games in HD to make you experience the real atmosphere of Poipet Casino. Cambodia There are many popular online casino games such as Baccarat, roulette, gambling, crabs, fish, foxtail, dragon tigers. Golden slot Casino and more than 200 online casino games from the latest. Six Clubs Nine Nine Online Casino Games If it is your own computer. To facilitate access. You can download to install on your machine immediately. Download the program to install it. Access to the next time it is more convenient, and add to the play. I do not eat the internet very much, I do not have the jitter between play and still enjoy the audio and video more clearly as well as you can choose to download the program in both English and Thai. Easy to secure 1000%. สล็อตออนไลน์ You can open an account with us and use the service with us at any time. Just follow the steps below. Contact or call 24-hour Call Center at any time.